LAS SIETE EXCUSAS QUE IMPIDEN TU ÉXITO

LAS SIETE EXCUSAS QUE IMPIDEN TU ÉXITO

A lo largo de nuestra vida, a la hora de enfrentarnos a nuevos retos, decisiones o proyectos, independientemente de su naturaleza, tendremos que marcarnos objetivos y estos objetivos llevarán ligadas unas acciones que realizar en un tiempo determinado.

Estos desafíos nos enfrentarán a una realidad incómoda, la de avanzar en nuestro camino vital y aumentar nuestra zona de costumbre, tomando nuevos senderos inexplorados.

Ante esta situación tendremos tres posibles actitudes: avanzar, permanecer inmóviles o retroceder. En la mayoría de las ocasiones tomaremos las tres opciones y con el tiempo una de ellas será la que domine nuestro comportamiento habitual y en consecuencia obtendremos un resultado. Con ello estaremos dando una valiosa información a las personas que nos observen y podrán intuir y predecir cuál será nuestro comportamiento con bastante exactitud

Mi propia experiencia y la observación que he realizado a lo largo de los años en cientos de personas me han permitido identificar Las siete excusas principales que impiden conseguir esos objetivos marcados y paralizar el éxito personal o profesional.

Evidentemente podríamos encontrar miles de excusas, casi tantas como personas que se excusan.

Me permito resumir las que considero son las siete principales excusas que he identificado más asiduamente y en las que seguro podrás encuadrar algunas de las excusas que te has dado a ti mismo para no hacer lo que te habías propuesto.

No existe una diferenciación entre objetivos personales o profesionales, a la hora de darnos excusas paralizantes nuestro cerebro no entiende la diferencia de nuestra faceta laboral o personal.

Todas las excusas tienen presente en menor o mayor medida el miedo, pero el miedo no es una excusa por sí misma, sino que se alimenta, encubre y enmascara de otras circunstancias, creencias o suposiciones que lo incrementan y fortalecen.

Podemos indicar que el miedo, mientras no nos paralice, no es necesariamente una excusa o incluso en muchos casos puede ser un detonante y un aliado que nos ayude a conseguir los objetivos deseados.

Las siete excusas principales son:

Primera excusa :No tengo tiempo

Es la excusa más utilizada por la mayoría de nosotros, es fácil de justificar, todo el mundo la comprende y puede sentirse identificado. Una vez expuesta se cierra la conversación de una manera definitiva, tanto interna como externamente y refuerza nuestro comportamiento para el futuro y nos exime de culpa. La culpa es del tiempo…

Segunda excusa: No tengo dinero

Dependiendo de la cantidad económica y de su posible realidad esta excusa igualmente está muy extendida y sirve para justificar nuestra inacción. Es decir, preferimos gastar nuestro dinero en otras cosas que invertirlo en algo que nos produzca un retorno de la inversión mayor que lo aportado inicialmente.

Tercera Excusa: No sé lo que quiero

Aunque denota debilidad y duda, solemos dar esta excusa con relativa frecuencia, al menos no cierra la conversación, pero puede aumentar nuestras dudas de cara al futuro y paralizarnos permanentemente. Ten presente que la debilidad y la duda se contagian y pueden convertirse de manera sutil en parte de nuestra marca personal.

Cuarta Excusa: No lo necesito

Muy recurrente, esto no lo necesito o ya me lo sé, etc. Denota superioridad y soberbia que encubre inseguridad, falta de coraje o un Ego elevado. O un poco de todo. Estamos en un mundo globalizado y cambiante por lo que aceptar lo nuevo cuanto antes y el querer saber y hacer cosas nuevas en esencial para conseguir cualquier objetivo relevante.

Quinta excusa: No es el momento

Muy ligada a la falta de tiempo, pero contiene un matiz diferente, no niega la posibilidad futura de afrontar el reto, pero sirve como excusa fácil para dilatarla en el tiempo. La espera indefinida es como hacerse trampas en el solitario. Esperar que las cosas surjan por si solas o que el tiempo las arregle. Algo que funciona en muy pocas ocasiones.

Sexta Excusa: No sirvo para esto

Es una excusa más de dialogo interno con nosotros mismos. Falta de confianza en nuestras capacidades o la consecuencia de no afrontar creencias limitantes. Puede contener una verdad, asumir que esto no es para mí, pero entonces debería ir ligada a elegir exactamente en tiempo y forma que si es para mí.

Séptima excusa: No me atrevo

Es sinónimo de miedo, denota pasividad, falta de iniciativa o planificación para ampliar la zona de costumbre. No se arriesga en abrir nuevos caminos vitales y puede hacer que nuestro recorrido termine en un callejón sin salida.

Todas estas excusas, más todas las que se te puedan ocurrir esconden en la mayoría de las ocasiones razones ocultas que no queremos o no sabemos reconocer. Estas excusas serán unas veces más racionales o emocionales y otras serán más conscientes o inconscientes.

Por ello nos puede resultar muy provechoso analizar nuestra justificación y descubrir paso a paso que es lo que realmente nos está paralizando detrás de esa excusa acerca del tiempo, del dinero, de la indecisión, de la necesidad, del momento, de la capacidad o de la valentía.

Desarmar nuestras excusas nos ofrece toda una serie de posibilidades de afrontar con mayor determinación, objetividad y eficiencia los retos a los que nos enfrentamos en nuestro día a día.

Desarmar las excusas por lo tanto es una sencilla y a la vez poderosa herramienta que nos aporta una valiosa información para nuestro desarrollo personal y profesional.

Una herramienta que nos ayuda a encontrar las razones o encontrar las excusas y, en definitiva, que nos responsabiliza a ponernos en acción o a no hacerlo dependiendo de qué valor demos a cada una de ellas.

También se puede hacer junto con este análisis la dinámica del: ¿y por qué?, esa pregunta que los niños hacen saltándose toda la lógica y que cuantas veces nos han desmontado nuestras creencias sobre un tema concreto.

Analiza y cuestiónate tus justificaciones y encontrarás la forma más rápida y sencilla de avanzar en tu camino al éxito personal y profesional.

Por | 2017-06-07T13:01:45+00:00 junio 7, 2017|General|Sin comentarios

Deje su comentario